POBRE GOLIATH

post datenoviembre 10, 2018  •   post categoriesSentencias  •   post comments number0 comment

Ya sabemos que la Administración actúa revestida de “imperium” cuando ejercita potestades públicas, que es casi siempre, y que en tales ocasiones el ciudadano se encuentra ante ella, al menos en teoría, en situación de inferioridad y desigualdad. De ahí que la aplicación del principio del vencimiento objetivo en materia de costas sea tan injusto, porque el ciudadano no cuenta más que con sus escasos recursos cuando osa defenderse del poder de la Administración, mientras que ésta se prevale, entre otras prerrogativas, de la que le brinda disparar “con pólvora del Rey”, porque en definitiva gestiona el dinero de todos, incluido el del pobre ciudadano. Por eso la alusión a la épica batalla de David frente a Goliath. No obstante, a veces ocurre que el tamaño de Goliath es tal que le impide moverse con presteza. Eso es exactamente lo que ha ocurrido en el asunto de responsabilidad patrimonial de un importante Ayuntamiento de Cantabria en el que se nos ha notificado hoy la sentencia que estima íntegramente la reclamación de responsabilidad patrimonial ejercitada en nombre de un cliente de BERDEJO-ABOGADOS: que la Administración Pública ha sido incapaz de practicar prueba en el expediente administrativo, o de completar los informes que serían necesarios, e incluso de defenderse adecuadamente en la vía jurisdiccional por falta de las instrucciones precisas. David ha podido argumentar y probar a su antojo mientras Goliath, colapsado por su propio peso, permanecía inmóvil, con el resultado de la condena de la Administración y la imposición de costas. Ni siquiera sabremos ya si era cierto o falso el colapso de la infraestructura municipal expuesto en la demanda, sino que el Ayuntamiento no tuvo reflejos suficientes para ponerse en guardia y pelear. ¡ Pobre Goliath !

Santander, Cantabria 2018.