DERECHO URBANÍSTICO E INMOBILIARIO EN SANTANDER

Acompañamos a nuestros clientes promotores, autopromotores, empresas constructoras, subcontratistas y agencias inmobiliarias, durante todo el proceso de edificación, desde el estudio de cargas reales y condiciones urbanísticas del terreno, hasta la escritura notarial de transmisión al comprador del inmueble dotado de licencia de primera ocupación y cédula de habitabilidad. En esa labor obtenemos las notas registrales de la finca, su información catastral descriptiva y gráfica y la ficha urbanística, en colaboración con expertos arquitectos conocedores de la normativa urbanística municipal. Negociamos opciones de compra, permutas de terreno por construcción futura, proyectos de compensación y construcción en régimen de comunidad de propietarios y escrituras de compraventa, al contado, o con precio aplazado y bajo condición resolutoria. Redactamos contratos de arras penitenciales, penales, o confirmatorias. Revisamos los contratos de financiación bancaria y seguros decenales. Tramitamos las escrituras de obra nueva y división horizontal y la división de la responsabilidad hipotecaria. Elaboramos modelos de contratos de compraventa sobre plano y memorias de calidades respetuosos con el derecho de consumo. Incluimos en los contratos cláusulas de calendarios de pago, constitución de garantías y plazos de entrega, acordes con el deseable equilibrio prestacional, evitando de ese modo potenciales impugnaciones por abusividad.

 

No solo nos ocupamos de atender a nuestros clientes en la promoción, construcción y venta de vivienda nueva, sino también en procesos de adquisición de inmuebles o edificios para su rehabilitación integral y posterior tranmisión.

 

Recibimos cada vez más consultas de particulares y familias que demandan asesoramiento antes de realizar la inversión más importante de sus vidas: la adquisición de su vivienda habitual. Comprobamos la titularidad, la situación de posibles cargas, arrendamientos, ocupantes, vicios ocultos, y que los inmuebles estén al corriente de impuestos y gastos de comunidad. Vigilamos si el edificio precisa contar con informe de evaluación del edificio, certificado de eficiencia energética, o sujeción a algún régimen de protección oficial.

<