En Santander, llueve.

post dateabril 18, 2016  •   post categoriesSentencias

La Audiencia Provincial ha estimado el recurso de apelación interpuesto por BERDEJO ABOGADOS frente a la sentencia del Juzgado de Primera Instancia que declaraba la obligación de un comerciante de indemnizar a un cliente que resbaló en el establecimiento por estar el suelo mojado. La sentencia de segunda instancia constata una evidencia: en Santander es frecuente que llueva, como es propio de su clima, y los ciudadanos pueden y deben adecuar su calzado a las circunstancias meteorológicas, por lo que unos zapatos de suela inadecuada para el suelo mojado rompen el nexo causal entre la adherencia del suelo del establecimiento y las eventuales caídas.

 

Santander, Cantabria. 2018